Bésate a ti mismo

sk02-hilton

La imaginación de David Puel y Thomas Libé (un dúo que trabajan con el nombre de Pupsam) nos trae una brillantísima galería de gente besándose. Bueno, eso tampoco sería tan extraño, hay muchas así. Pero lo curioso de ésta colección de fotos en concreto es que son de gente besándose a sí mismos.

sk02-serge

Mediante una espléndida ejecución de retoque fotográfico, nos ofrecen una hipnótica galería de personas besando a sus clones, a sí mismos, practicando la más original versión de onanismo/narcisismo/seducción/erotismo que uno haya visto.

sk02-perrine

La galería se llama Selfkiss (“auto-beso”) y realmente vale la pena dedicarle un par de minutos.

¡Qué idea más genial y que excelente ejecución!

Vía: Mangas Verdes

Enlace: Selfkiss

Tutorial Photoshop: Recortar manteniendo la relación de aspecto

(este tutorial lo publiqué originalmente en los foros de Focofijo)

El problema de la relación de aspecto al recortar una foto es básicamente uno único: cuando vamos a imprimir nuestras fotos a un laboratorio fotográfico, si esas fotos las hemos recortado previamente a un tamaño “no estándar” (más alargada o ancha del ratio normal), pues los del laboratorio nos la recortarán hasta que quepa en sus formatos de impresión (los conocidos 10×15 y similares) con una relación de aspecto de 4:3.
Para evitar en la medida de lo posible que nos recorten por donde no queremos lo que vamos a hacer es facilitarle la vida a los del laboratorio y llevar nuestras fotos recortadas como a nosotros nos dé la gana, sí, pero manteniendo los ratios que ellos necesitan para imprimir.
(perdón por el rollo, pero espero haberme explicado en cuanto al problema).

Utilizaré para el ejemplo la siguiente foto: Popocateptl ).

Paso 1:

– Abrimos la foto en Photoshop, y seleccionamos la imagen al completo (mediante Ctrl+A, o mediante la opción de menú Seleccionar / Todo (Select / All, que diría Chéspir).
– A continuación, seleccionamos la opción Seleccionar / Transformar selección (Select / Transform selection). Vereis que en la selección aparecen unos ‘modificadores’ en cada esquina y en el centro de la imagen. Vamos bien.

Paso 2:

– Ahora el truco: mientras mantenemos pulsada la tecla Mayúsculas (o “Shift”, para los viajados), utilizaremos las esquinas para redimensionar nuestra selección hasta la medida que nos parezca más adecuada para nuestro recorte.
paso2.jpg

Paso 3:

– Vereis que si soltais la tecla mayúsculas, y utilizais los cursores o el propio mouse, podeis mover la selección por toda la foto, hasta conseguir el encuadre que esteis buscando para recortar.
paso3.jpg
– Volviendo a pulsar la tecla Mayúsculas, y moviendo de nuevo los modificadores de las esquinas, podreis seguir jugando con el tamaño de la selección.
– Una vez satisfechos con el tamaño de la selección y con el encuadre a recortar, debeis pulsar la tecla Intro, o el símbolo que os he destacado en rojo en esta imagen:
paso4.jpg

Paso 4:

– Pues ahora lo único que queda es recortar la selección, con la conocida herramienta Imagen / Recortar (Image / Crop en pitinglis).
paso5.jpg
Espero que os haya sido de utilidad.

Tutorial Photoshop: mejora tus fotos con arte clásico

Piensa en ésto: Los Grandes Maestros de la pintura pasaron muchos años de sus vidas aprendiendo acerca del color. ¿Por qué dejar que todo su esfuerzo se malgaste en las paredes de algún museo, cuando podría ser usado para echarte una mano con la corrección de color?

Así de simple y devastadoramente directa es la introducción a un pequeño tutorial que el autor del blog Unfocused Brain nos regala. Y básicamente se trata de éso: tomar prestados los colores de una pintura clásica para aplicarlos en tus propias fotos. Lo único que necesitas es tu foto, la imagen de un cuadro clásico que quieras “fusilarte”, y la ayuda, claro está, de tu Photoshop (a partir de la versión CS, eso sí…).

ejemplomatchcolor.jpg

En este enlace encontrarás varios ejemplos de sus resultados, además de detallar como conseguirlos. Me permito traduciros las instrucciones, que son bien sencillas:

  1. Carga en Photoshop la imagen del cuadro del que “tomarás prestados” los colores.
  2. Carga tu imagen, sobre la que quieres aplicar los colores “clásicos”.
  3. Asegúrate de que tu imagen tiene el foco y vete a la opción Image -> Adjustments -> Match Color.matchcolor.jpg
  4. Selecciona en la opción “Source” el nombre de la imagen del cuadro clásico del que tomaremos los colores.opcionesmatchcolor.jpg
  5. Y ahora simplemente juega con las opciones de “Luminance”, “Color Intensity” y “Fade” hasta que tu imagen quede a tu gusto. Ya que tienes la previsualización activada por defecto, verás tus cambios al momento.
  6. Cuando hayas encontrado la combinación de tu agrado, pulsa OK y ya está.

La verdad es que lo he encontrado super útil y creativo. Y a vosotros, ¿qué os parece el invento?

Vía: Lifehacker

Enlace: Unfocused Brain: Improve your photography with clasical art

Danza y Desnudos: Galería fotográfica de Roy Volkmann

volkmann2.jpg

Probablemente la gente vea más fotos de danza (en la publicidad sobretodo) que espectáculos de danza en sí. Y para fotos de danza, sin duda, uno de los buenos fotógrafos sería este Roy Volkmann.

Fue bailarín de jazz y ballet, pero se dedica ahora a la fotografía, y con excelentes resultados. Sus puestas en escena son espartanas, las luces le sirven para destacar musculaturas, apenas rostros, sombras.

Captura la gracia del movimiento, y nos enseña las simetrías que se generan entre los cuerpos, muchas veces desnudos.

Pero, como dice Eli, en su post sobre Volkmann en Llámame Lola, “la percepción del desnudo se traslada a un segundo plano por la elegancia y equilibrio de las instantáneas”. Ni más ni menos.

Vía: Llámame Lola – Roy Volkmann: La danza al desnudo

Enlace: Volkmann: Dance – Nude